La interrupción de la rutina para niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) puede generar una situación difícil, tanto para ellos como para sus familias. La situación de confinamiento o cuarentena puede significar una disminución o pérdida de habilidades adquiridas durante la programación escolar.

Para ayudar a niños y familia a hacer frente a estas interrupciones significativas, los expertos de autismspeaks.org sugieren una serie de consejos:

  • Desarrollar una versión modificada de la rutina escolar.
  • Preparar esta rutina escolar a corto y largo plazo junto con sus profesores, incluso con sesiones virtuales periódicas si es preciso.
  • Concretar diferencias entre “días de aprendizaje” (con clase) y “días de familia” (sin clase).
  • Realizar las asignaturas y actividades habituales, siguiendo su orden y planificando también los tiempos de descanso.
  • Utilizar las herramientas y técnicas habituales.
  • Llevar esta planificación semanal previa a un horario visual, involucrando a los niños en su elaboración.
  • Comenzar poco a poco, con paciencia y realismo.
La situación de confinamiento y cuarentena supone que los padres tengan que combinar el trabajo en casa con la atención de sus hijos.

Para ayudar a la familia a afrontar estos nuevos desafíos, se recomienda establecer una planificación semanal previa que incluya tanto la rutina escolar adaptada al hogar como el autocuidado y los quehaceres habituales de la convivencia en casa. Para su estructuración, se puede tener en cuenta varios puntos:

  • Plantear actividad física para fomentar el bienestar físico y mental.
  • Incluir al niño en las tareas del hogar para fomentar el progreso de las habilidades de la vida diaria.
  • Tener tiempo al aire libre, por ejemplo, en la entrada, el patio, la terraza… O fuera de casa* practicando el distanciamiento social.
  • Dedicar tiempo al cuidado personal (meditación, leer, pasatiempos…).
  • Establecer un horario de descanso que permita dormir de manera regular y adecuada.
El equilibrio de todas las actividades estructuradas es ideal para dar a conocer al niño todo lo que sucederá después y mantener la sensación de rutina, pudiéndose utilizar un horario visual como apoyo a la hora de comunicar la planificación dentro de casa.

*Gracias a la instrucción del 19 de marzo de 2020 del Ministerio de Sanidad, se establecen criterios interpretativos para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, y las personas con discapacidad que tengan alteraciones conductuales, como las personas con Trastorno del Espectro Autista, que vean agravada su situación por el confinamiento derivado de la declaración del estado de alarma, y un acompañante, podrán tener la garantía jurídica de poder circular por las vías de uso público y no ser multadas.

Fuente: aurismspeaks.org