• El dolor neuropático es una enfermedad extremadamente difícil de tratar, crónica y no suele responder al tratamien­to con analgésicos clásicos
  • El dolor neuropático es un problema importante para la salud pública
  • 167 médicos investigadores

El dolor neuropático no solo constituye un problema importante para el propio paciente y sus familiares, sino también para la salud y por el agravio que ocasiona en la productividad laboral y la vida social de los afectados. Además, resulta una enfermedad extremadamente difícil de tratar, crónica y suele no responder al tratamien­to con analgésicos clásicos.

El Programa PREDOL es un proyecto de investigación patrocinado por laboratorios Qualigen, ahora Neuraxpharm, con el objetivo de optimizar el abordaje terapéutico del dolor neuropático y generar evidencias que racionalicen la toma de decisiones de los profesionales respecto al empleo de los cuestionarios como herramienta de diagnóstico diferencial.

El proyecto de investigación ha sido dirigido por los doctores Roberto Miguélez (Jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Móstoles, Madrid) y José Losada (Unidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón, Madrid) como investigadores principales.

En el estudio han participado 167 médicos investigadores de las especialidades de Traumatología y Reumatología de toda la geografía nacional, a los cuales se les realizó un cuestionario para recoger su opinión profesional en dos momentos. Entre ambas ocasiones había una experiencia en la que los investigadores participantes empleaban el cuestionario DN4 a un total de 3 pacientes. Dicha experiencia se analizó para conocer cómo valoran el uso de cuestionarios como herramienta de detección y diagnóstico del dolor neuropático.

Los resultados obtenidos en el cuestionario previo a utilizar el DN4 fueron que el 71 % de los encuestados conocía la existencia de cuestionarios recomendados por la Sociedad Española de Dolor (SED) para el diagnóstico diferencial del dolor neuropático, pero solo el 27 % lo utiliza siempre o frecuentemente en sus consultas.

Por otro lado, el 94 % consideraba útil el empleo sistemático de alguno de estos cuestionarios como complemento de la anamnesis y exploración habitual, además el 97 % cree que el diagnóstico precoz del dolor neuropático repercute en el tratamiento y sus resultados, y el 96% que estos cuestionarios ayudaban a no retrasar el diagnóstico del dolor neuropático como tal.

Tras comparar los resultados de la primera encuesta con la segunda y valorar la utilidad del cuestionario DN4 en 3 pacientes, un 5 % más (es decir el 99 %) ha considerado útil el empleo de estos cuestionarios como complemento a la anamnesis y la exploración habitual. Así como, el mismo porcentaje de facultativos (97%) considera que la utilización de los cuestionarios puede ayudar a no retrasar el diagnóstico precoz de dolor neuropático.

Pero sin lugar a duda, lo más llamativo es el incremento del 73% al 94% en la pregunta sobre si se planteaban emplear en el futuro cuestionarios como el DN4 de forma habitual como ayuda en el diagnóstico diferencial del dolor neuropático.

Por lo tanto, y como conclusión final, podemos decir que la aceptación general de los cuestionarios recomendados por la SED, como el DN4, es muy buena y que son herramientas fáciles y sencillas que ayuda en el diagnóstico diferencial y tratamiento precoz del dolor neuropático.

CON LA MISMA PASIÓN, SUMANDO EXPERIENCIA