La epilepsia no incrementa el riesgo de infecciones virales respiratorias. Sin embargo, las personas con epilepsia tienen que tener en cuenta que, ante cualquier infección o enfermedad infecciosa aguda, aumenta el riesgo de tener crisis epilépticas o de que aumente su frecuencia.

Por ello, la Sociedad Española de Epilepsia recomienda llevar a cabo una serie de controles:

  • Controlar la temperatura corporal.
  • Evitar la deshidratación.
  • Seguir estrictamente las tomas y horarios de la medicación antiepiléptica.
  • Asegurarse de tener en casa la medicación de rescate para situaciones de aumento de crisis, en caso de haber sido recetadas previamente.
Además, la Sociedad Española de Epilepsia ofrece una serie de actuaciones a llevar a cabo si las crisis epilépticas aumentan de frecuencia:

  • Llamar al neurólogo o neuropediatra.
  • No desplazarse a consulta sin cita para evitar el riesgo de contraer Coronavirus.
  • Si las crisis no ceden o provocan lesiones o una mala recuperación, llamar al servicio de urgencias de la Comunidad Autónoma.
Fuente: Sociedad Española de Epilepsia
Compartir contenido: